¿Cómo inciden los instrumentos musicales dentro del encuadre general, ya sea terapéutico o no, en los niños?

Como seres humanos siempre que escuchamos música o un sonido, de forma innata, tenemos alguna reacción, ya sea con nuestros gestos, nuestra mirada o moviendo la cabeza hacia el sonido. Me comentaron una vez que cuando el embrión de 16 semanas ha sido estimulado con algún tipo de música o algún determinado sonido, si le pones este mismo sonido en el momento de su nacimiento, el recién nacido buscará con la cabeza el lugar del que proviene.

Por otro lado, cada vez que los niños tratan con instrumentos musicales, se les hace fácil desarrollar muchos tipos de habilidades como comparar sonidos, aprender más fácil, trabajar la motricidad fina y la motricidad gruesa. De hecho, cuando los niños escuchan por primera vez diferentes instrumentos musicales, los conozcan o no, lo primero que hacen es prestarles atención. A través de los instrumentos musicales los niños pueden establecer una comunicación no verbal, y la memoria juega un papel importante, es decir,  que neurológicamente hablando hay muchas cosas que se entrelazan para que este tipo de ejercicios tengan un buen fin.

Algo que siempre está presente en el trabajo del ritmo con los instrumentos musicales es el lenguaje, en mi caso yo trabajo mucho con las sílabas, tengo muchos casos de niños que no pueden hablar y sufren de trastorno de lenguaje severo y a través de los ritmos con diferentes instrumentos que ellos mismos eligen, empiezan a trabajar y unificar el ritmo y la palabra, de esta manera empiezan a construir frases, a crear melodías y poco a poco van haciendo la llamada “incorporación del lenguaje”, por otro lado, entra en juego la parte emocional, ya que ellos se divierten, se sienten alegres e incluidos.

Dentro del encuadre musicoterapéutico, siempre trabajamos el área cognitiva del niño, lo social, lo emocional, lo motriz y es a través de los instrumentos musicales que ellos pueden hacer un puente, como le llamamos en musicoterapia,  un “objeto sonoro intermediario” que permite que el niño se conecte mejor con el musicoterapeuta.

Los instrumentos musicales son medios fundamentales dentro de la musicoterapia, justamente para poder trabajar todos los elementos de la música, son medios para abrir nuevos canales de comunicación.

Sandra Schvetz
Musicoterapeuta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *